Este estilo de vida acelerado que llevamos tiene su mayor impacto en nuestros hijos.  La realidad es, que trabajamos largas horas, corremos de aquí para allá, y un día miramos el rostro de nuestro “pequeño” para darnos cuenta que ya no es tan pequeño.  Ellos han aprendido a demandar tiempo, me imagino que dirán, si todo el mundo le pide a mami y a papi tiempo…por qué yo no?.

 Cuando existen más de un hijo, la situación se complica un poco.  Debemos, como padres, dedicarles tiempo de calidad tanto como hermanos, pero también a modo individual.  Esto no es negociable!, es una responsabilidad que adquirimos al momento de habernos embarcado en esta maravillosa aventura de ser padres.  De ahí que se haya puesto de moda las “citas” con tus hijos.

mom

Hace un par de semanas, hablaba con un amigo por teléfono y me decía “Hablamos más tarde, estoy en una cita con mi hija en el museo”.  Yo tengo citas semanales con mis hijas y debo admitir que son momentos maravillosos donde me dedico un par de horas a cada una de modo individual.  Algo que se debe tomar en cuenta en esto es primero que el niño ya lo espera, es un compromiso en tu agenda, tan intocable como lo fuera una cita de trabajo donde cerrarás un trato de un millón de dólares, de hecho es la cita más importante de tu agenda!.

Lo segundo que debemos tomar en cuenta es que ese momento es exclusivo tuyo y de tu hijo o de ambos padres con su hijo (en caso de que haya más de un hijo la pareja o el padre o madre deberá tener una cita por hijo).  La etiqueta de estas citas es simple, no celulares, no redes sociales, no existirá nada más que una inmersión total en la tarea o actividad que decidan realizar.  Respeta el tiempo de tu hijo! al final es tu mejor obra de arte!.

Hoy quiero dejarles con 6 actividades que pueden llevar a cabo como “citas” con sus hijos, a mi me han dado muy buen resultado.

1.  Una noche de película:  Puede realizarla en el cine o si su presupuesto no se lo permite en su casa.  A mi me encanta y aunque el tiempo que ven la película no cuenta, lo importante es lo que ocurre al terminar de verla.  Discuta la película con su hijo, pregunte que le gustó, cual fue su personaje favorito y si el hubiese escrito el guión que cosa hubiera hecho diferente.   Haga palomitas de maiz, prepare una cena diferente o vayan a un lugar diferente a cenar, pídale que dibuje su escena favorita de la película y enmarque el dibujo para colocarlo en algún lugar importante o llene un álbum con ellos.

2.  Un Picnic:  Soy fan de los Picnics, aquí en la ciudad de Santo Domingo hay tres lugares chulísimos para llevarlos a cabo, está nuestro Jardín Botánico Nacional, nuestro Zoológico Nacional y el Acuario Nacional.   Si nunca has hecho un picnic te cuento que es una actividad que a los niños les encanta y que ayuda a separarnos de estas tablets y esos computadores que nos mantienen tanto tiempo encerrados en cuatro paredes sin compartir realmente.  Si no sabes por donde comenzar, te invito a leer mi artículo “3 pasos para un picnic exitoso – mi método LCA”

dad

3.  Patinen juntos:  Las pistas de patinaje se han puesto de moda en nuestro país nuevamente.  Recuerdo que eran un boom cuando era adolescente y una actividad que no solo es un ejercicio, sino que te arranca risas por montones.  Si no sabes patinar no importa, estos lugares ofrecen clases de patinaje para adultos y niños así que por qué no tomar las clases y luego planificar la cita?.  Patinar es una actividad aeróbica que puede ponerte en forma, por ejemplo una persona de unas 150 libras que patine por unos 50 minutos puede quemar unas 300-400 calorías…nada  mal!.

4.  Visiten un museo/galería de arte:  Muchas veces tenemos miedo de embarcarnos en actividades que resulten aburridas o sean muy “adultas” para nuestros peques.  Rompe ese molde!, te cuento que con mis hijas (7 años y 2 1/2 años)  me pasé unas 4 horas disfrutando de la 28ava. Bienal de Artes Visuales en el Museo de Arte Moderno (aquí te dejo mi revisión de esta actividad).  Solo debes tomar la actividad y enfocarla para niños, por ejemplo, en un museo puedes darle una cámara fotográfica de esas desechables o llevarlos con una libreta de dibujo y un lápiz para que plasmen las obras que les gusten.  Usa la tecnología a tu favor, cuando vean una obra de arte busca en internet datos curiosos sobre el artista o sobre la obra y dile a tu hijo cosas como “Sabías que cuando inauguraron el museo de arte moderno yo tenía 3 años”, ese simple dato desencadenó una conversación interesante con mi hija de 7 años y la de 2 1/2 años se gozó tomar fotos en el museo y en varias obras se paró frente y dijo “Wow mamá”.

5.  Una ida al teatro y una cena:  El Teatro Nacional ofrece muchas obras orientadas a niños.  El Teatro es una experiencia sensorial totalmente diferente al cine o a cualquier otra actividad.  Hace unos meses tuve la oportunidad de ir a ver la obra Peter Pan con mi hija de 7 años y la experiencia total fue maravillosa.  Desde vestirnos un poco más formales, todo el ambiente del teatro, la obra, conocer al final a los actores y completar con una cena en un lugar un poco lujoso.  Han pasado meses y ella todavía dice que ha sido la salida de chicas mas divertida de todas (imaginen su carita cuando le sirvieron su jugo en una copa de vidrio).  Fue una salida algo costosa y que no puedo hacer todas las semanas pero si algo que tengo en mente en caso de que aparezca la oportunidad de una obra de niños.

6.  Participen en una carrera:  Yo soy fan de seguir el calendario de Santo Domingo Corre de las carreras nacionales.  Correr o participar en caminatas es una actividad orientada a la salud y a la vez promueve el trabajo en equipo (irse dando ánimos).  Hay carreras específicas para padres e hijos como la próxima Carrera Cartoon Network, en ellas como el evento es orientado a niños se encuentra todo un despliegue visual y logístico  que los pone en la onda de correr.  Por otro lado en las demás carreras o caminatas, pueden hacer como hacemos mi hija y yo…una parte juntas y la otra la empujo en el coche.  El enfoque en este sentido no es tanto el tiempo que hago en la carrera sino motivarla a ella a participar en algo que yo amo e incentivarla a desarrollar amor por las actividades deportivas.  Al final, cuando me entregan la medalla yo se la entrego a ella y nos vamos a celebrar…divertido no?

running
Foto cortesía de Santo Domingo Corre

Karolyn Castro ©

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *