brownie-548591
Image under a license of Creative Commons

Solo tengo una cosa que decirles…AMO el chocolate!, en todas sus formas y variedades.  En mi última visita a la ciudad de New York fui premiada con un paseo a la pastelería de Buddy (Cake Boss).  Desde el fondo de mi alma debo agradecer ese regalo porque ese decadente pastel personal de moose de chocolate blanco recubierto de chocolate semi dulce fue una experiencia fuera de este mundo.  Luego tuve que tomar un par de clases de Zumba extra al regresar a Santo Domingo, pero aún así cada cucharada valió la pena.

Es por eso que, camino a los 16 años y como parte del repertorio que aprendes cuando comienzas a interesarte en el sexo opuesto, aprendí a hacer brownies.  Soy extremadamente ñoña con mis brownies, me gustan algo crocantes por fuera y definitivamente gomosos por dentro.  Me gusta al servirlos ponerle chocolate por encima y si están tibios y le agregas una bola de helado de vainilla, me tendrás totalmente presa de ese plato hasta que quede vacío.

No soy dietéticos y es mi deber confesarles que es solo un gustico muy ocasional.  Sin embargo, todo el proceso de prepararlos y que se inunde mi cocina de ese olor son una recompensa en si.  Para crear el brownie perfecto basta con lo siguiente:

1.  Busque una receta que le guste:  Se dará cuenta que no todas las recetas de brownies saben igual y va a depender del chocolate que use y de la proporción de chocolate que lleve la receta que trabaje.

2.  Inténtelo hasta el cansancio:  Pruebe diferentes recetas, mezcle, quite, ponga, que se le dañe…en fin…no se canse de crear.  En mi caso no fue sino hasta hace unos años que encontré lo que para mi es la receta perfecta…pero no antes de dañar muchas recetas y de experimentar con cualquier cantidad de variedades de chocolate.

3.  Tenga paciencia:  No lo bata mucho, no lo sofoque, no le ponga el horno muy caliente…no lo haga corriendo.  Extremadamente importante que comprenda que usted está creando algo y que la creación no se acelera.

4.  Póngale amor:  No se ria…el brownie tiene chocolate y nos recuerda días de San Valentín y aquel primer amor, para mi es un postre de amor…por ende mientras lo hace piense para quien lo hace y por qué lo hace, ame cada parte del proceso, ría, ponga música y cante o baile mientras bate la mezcla.  El sabor será diferente.

Aquí les dejó mi receta de brownie, a la que he llegado tachando y agregando  cosas a un cuaderno que tengo desde los 15 años.  Experimenten con esta pero traten de hacer la suya, quiten y pongan…y pasen a la próxima generación, quien sabe, talvez nuestras hijas logren realmente crear el brownie perfecto.

INGREDIENTES

3/4 Tazas de harina

1/3 de taza de chocolate en polvo sin endulzar

1/4 + una pizca de cucharadita de hornear

1/4 cucharadita de sal

3/4 taza de mantequilla derretida o de aceite

1 1/2 tazas de azúcar

1 cucharaditas de extracto de vainilla.

3 huevos a temperatura ambiente

PREPARACIÓN

Pre-caliente el horno a 300 grados F.

Mezcle los ingredientes secos (menos el azúcar) y reserve.  Luego proceda a mezclar con una batidora eléctrica los ingredientes húmedos (menos los huevos) y el azúcar hasta que la mezcla esté bien unida y un poco esponjosa. Agregue los huevos y bata hasta que este bien mezclado todo.  Añada la mezcla de ingredientes secos a cucharadas y una con movimientos envolventes hasta que este todo bien mezclado.

Tome un molde 8X8 de cristal y rocíe con spray de cocinar, póngale papel encerado y vuelva a cubrir con spray de cocinar.

Ponga la mezcla en el molde y lleve al horno por unos 45-50 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro este salga limpio.

Nota:  NO corte el brownie hasta que este no haya enfriado (si yo sé que le dará trabajo…pero llévese de mi).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *