Las dietas detox o dietas de desintoxicación han sido altamente polémicas.  Algunas escuelas aseguran que las dietas de desintoxicación a base de jugos son seguras mientras las consultes con un médico primero y las mantengas a períodos de tres días…otros, como es mi caso, consideramos que los extremos no son buenos.  Sin embargo, algo es seguro, los jugos naturales recién exprimidos son una fuente inagotable de vitaminas para el cuerpo.

Nunca he sido de desayunarme fuerte, me levanto demasiado temprano y mi estómago no despierta hasta mucho más tarde.  Por eso amo los smoothies (o batidas) y los jugos recién preparados (de la fruta fresca, nada enlatado ni pre-empacado).  Son una opción magnífica para iniciar el día con una dosis de todo lo necesario a nivel de nutrientes y no salir a la calle con el estómago en piyamas.

detox

Regularmente, a una hora más tarde, tomo entonces el desayuno completo (cerca de lo que sería la hora de merendar para muchos).  En algunas ocasiones, cuando mi día no ha sido tan saludable, he sustituido la cena por un jugo recién exprimido…todo en un afán de darle al cuerpo los nutrientes que una comida poco saludable falla en darle.

Hoy quiero invitarles a probar los smoothies y los jugos y hacerlos parte de su vida y dejarles con una guía simple de como iniciarse en el mundo de los jugos y de los smoothies.

  1. Aprenda la diferencia entre jugo y batido:  No es lo mismo!.  Los jugos son preparados utilizando un extractor de jugos (algunos trabajan a fuerza centrífuga y otros como masticando la fruta), tenga pendiente que no se agrega agua a los jugos, se preparan y salen totalmente puros de la juguera.  Los batidos se preparan usando una licuadora y regularmente involucran el uso de algún lácteo o algún jugo para su preparación.

  2. Frutas y vegetales, ambos se pueden mezclar:  Si…como lo oye!.  Es interesante probar que combinaciones nos gustan más y comprender que en el caso de los jugos es un tema de acostumbrar al paladar.  Que les quiero decir con esto, no necesariamente le va a gustar el sabor la primera vez…trátelo varias veces.  Para que vaya con un éxito asegurado le recomiendo buscar recetas en internet (y confiar en ellas según la popularidad que tenga).  Luego, cuando ya sepa más o menos la combinación de sabores entonces estarás lista para hacer las tuyas.  Otra cosa…trata de incluir a lo largo de la semana toda la variedad de colores (jugos rojos, jugos naranjas, jugos verdes)…en la variedad aseguras que tu cuerpo recibe de toda la gama de nutrientes.

  3. Prepararlos en el momento:  Nada de la noche anterior!!!.  cuando preparas jugos o batidos la fruta y los vegetales son descompuestos de su forma original y por los cientos de artículos que he leído, se inicia un proceso de descomposición de nutrientes, así que es necesario que lo prepares y lo consumas en el momento para aprovechar la mayor cantidad de nutrientes de las frutas y vegetales que hayas utilizado.

  4. Planifícate:  Yo compro las frutas y vegetales que consumiré en mis jugos y batidos durante la semana.  Ten pendiente que hay frutas y vegetales que se descomponen rápido (como las fresas por ejemplo) así que talvez tengas que recargar a mitad de semana.  Pero si tienes la mayoría de las frutas en casa y de los vegetales te será más sencillo ajustarte al plan.  También ten a mano las recetas que prepararás cada día, no dejes nada al azar.

  5. Ejerce la moderación:  Pudieras pensar que porque son jugos y batidos naturales está bien tomarlos en grandes cantidades.  La respuesta es no y hay ciertas medidas que debes tomar, por ejemplo, elige siempre una mayor cantidad de vegetales que frutas (en el caso de los jugos) porque la fruta tiene muchos azúcares.  Limita la cantidad a 8 onzas por toma y ten cuidado de con que “endulzas” si es necesario.  Yo uso una cucharadita de miel de ágave por su bajo índice glicémico.

Lo demás es simplemente investigar y determinar si la inclusión de este tipo de prácticas se ajusta a las necesidades de tu cuerpo y de tu estilo de vida.  Es un buen tema para discutir en tu próxima cita con tu nutricionista o nutriólogo clínico.

Karolyn Castro ©

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *