cecil

Hoy se celebra el Día Mundial de León, celebración que quiero conmemorar compartiendo la historia de Cecil.  Pero antes de compartir la historia de Cecil quiero detenerme a compartirles un poco de estos grandes felinos.  El león pertenece, como ya dijimos, a la familia de los felinos.  Mejor conocidos como el Rey de la selva, el León es para mi uno de los grandes felinos más majestuosos del mundo y aquí te comparto algunos datos interesantes sobre el mismo.

  • El rugido de un león puede escucharse a 8 kilómetros de distancia.

  • Los leones pueden alcanzar hasta 81 kilómetros por hora.

  • Las leonas son quienes cazan y lo hacen mejor que los leones machos.

  • En libertad, un león descansa por unas 20 horas al día.

  • La vida promedio de un león en libertad es de unos 12 años.

Cecil era un león de 13 años (había sobrepasado ya el tiempo promedio de vida de un león en libertad) que vivía en el Parque Nacional de Hwange.  en Zimbanbawe.  Luego de vivir en el parque en relativa calma durante todos estos años, el Leon Cecil fue asesinado en Junio del 2015 por  Walter Palmer, un dentista norteamericano reconocido por practicar la caza como entretenimiento, se reporta que pagó unos $50,000 dólares a un guía profesional de cazadores.

Se reporta que Cecil fue  motivado a salir del santuario, herido con una flecha y perseguido por 40 horas hasta que fue asesinado.  Le fue quitada su piel y su cabeza, al ser encontrada la carcasa de Cecil no tenía el collar de rastreo.  El parque nacional de Hwange ha declarado que ni el guía ni la propiedad donde fue asesinado Cecil contaban con los permisos correspondientes para caza de leones.

A nivel mundial solo quedan unos 25,000 – 30,000 leones vivos y al ver situaciones como esta muchas veces cuestiono, quienes son en realidad los animales salvajes.

Esta entrada va en honor a Cecil y a tantos animales salvajes que como el han perdido la vida en nombre de la “caza deportiva”.

Karolyn Castro ©

“La tierra no nos fue heredada por nuestros padres, nos fue prestada por nuestros hijos” Luis de Argote y Góngora

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *