Para mi es un tremendo recibir este 2016 con una historia hermosa de una Guerrera muy especial.  Cuando Dios quiere que una historia sea contada no me deja opciones y esto me pasó con Francis.   Les cuento que una persona que conozco me habló de Francis pero al poco tiempo esa persona y yo perdimos el contacto y aunque anoté el nombre de Francis no tenía idea por donde conseguirla.

francis
El bellísimo trabajo fotográfico que ven aquí nos fué enviado por Francis pero pertenece a Susanne Caamaño Fotografías, si das click en las fotos puedes visitar su página.

Pasaron los meses y una amiga me invita al cumpleaños de su hija, allí se encontraba Francis cuya hija se llama igual que mi hija más pequeña, Isabella.  Sin embargo, aunque el nombre me “sonaba” e inclusive hablamos temas que me hacían pensar que ya la conocía, en ese momento no hice la asociación.  No fue sino hasta un par de días más tarde, sentada en mi casa que de repente pensé…”Es la misma Francis!” y me lanzé a buscarla en las redes sociales.

Ella no es solo testimonio de los retos a través de los cuales podemos caminar cuando lo hacemos con fe.  Del mismo modo, su historia fue una que Dios repetidamente me trajo a mis manos a todo lo largo del 2015 prueba de que la misma tiene una misión que cumplir, tiene alguien a quien tocar, tiene un mensaje que llegará a las manos correctas a través de nuestro portal.

Nombre:  Francis Marizan

Ocupación: Cantante profesional, trabajo con Estimulación Temprana Musical y Profesora de Inglés.

¿Cuál ha sido la batalla más dura que has tenido que librar hasta ahora?

 A finales de enero estaba bañándome y descubrí un pequeño tumor en la parte superior izquierda de mi seno izquierdo. Me pareció extraño y fui donde mi ginecólogo para una visita de rutina y de paso decirle del tumorsito. Me mandó a hacer sonografía y sono-mamografía y que le llevara esos estudios a un cirujano oncólogo. Obviamente al escuchar la palabra “oncólogo” me asusté pero me hice mis estudios inmediatamente e hice mi cita.

Al llegar donde el cirujano me mandó a hacerme otros estudios y biopsias los cuales arrojaron el resultado que ya me temía, Cáncer de mama. Gracias a Dios fui a tiempo pues apenas estaba en 1ra. etapa Infiltrante Ductal. El doctor me dijo de lo peligroso que era este cáncer y me comentó las alternativas que tenía. Aunque el me envió a casa a tranquilizarme y volver con algún familiar y pensar en lo que haríamos, no le hice caso e inmediatamente tomé la decisión de hacer la mastectomía radical, la cual consiste en extirpar completamente el seno afectado.

Volví con mi hermana y pusimos fecha de operación: 17 de marzo. Procedimos como correspondía y gracias a Dios todo salió bien. El día de mi operación le dije a mi hermana “píntame los labios de rojo que mis visitas no verán en “decricaje” jaja…y así fue. Mantuve mi característico buen humor y ánimo. Mis amigas fueron y me cantaron y mis familiares estaban ahí conmigo en todo momento. En la noche hice crisis de nervios por una inyección para dormir, pero fuera de ahí todo bien. (odio las agujas!!)

Me fui a casa y desde ahí conté con los cuidados de mi madre con quien no es que me lleve mal pero estábamos distanciadas. El Cáncer hizo que ella estuviera a mi lado para cuidarme. Para entonces se habían enviado muestras al exterior para analizarse y saber todo lo concerniente al Cáncer que tenía.

Gracias a Dios todo salió bien pero había que dar quimioterapia preventiva. 12 sesiones, una semanal durante 3 meses. Eso me desplomó. Cuando recibí esa noticia andaba con mi hija y no podía parar de llorar, pues no esperaba esa noticia sobretodo porque ya me habían dicho que el cáncer había sido erradicado. Sólo pensar en eso me atemorizó bastante, quedarme sin pelo, conocer los síntomas y todo lo que eso implicaba me debilitó pero mi doctora, que cree mucho en Dios me dijo “mira a tu hija, por ella debes ser fuerte. Debes vivir por ella. No estás solas, estamos contigo y Dios también”…. Y de esta manera comenzamos mi tratamiento.

francis (3)
El bellísimo trabajo fotográfico que ven aquí nos fué enviado por Francis pero pertenece a Susanne Caamaño Fotografías, si das click en las fotos puedes visitar su página.

Gracias a Dios mi cuerpo respondió de manera sorprendente y muchos de los síntomas que me dijeron que tendría no aparecieron; sin embargo algo me debilitó bastante y fue cuando perdí todo mi pelo. Es que sabia que pasaría, pero no en la primera semana de la quimio. Me desmoralicé, pero seguí adelante. Primero me corté el pelo bajito; tenía aún una melena hermosa fruto de mi embarazo. Luego no aguanté verme como Freddy Krugger y me raspé yo misma la cabeza. Fue un proceso compartido con mi mamá y mi hija. A ella la hice parte de forma natural para que verme asi no le afectara su estabilidad. Y gracias a Dios así fue.

En todo ese tiempo busqué formas de seguir adelante; posteaba mis pensamientos y vivencias en Facebook. Fui haciendo parte de mi proceso a todo el que me seguía y éstos a su vez me daban ánimo, palabras de aliento, Contaba con sus oraciones y eso me animaba. Seguí mi vida normal aunque tomando precauciones; aumentó mi fe en Dios. Mi familia se unió para apoyarme y traté de vivir ese tiempo positivamente. Cuando todo terminó me pareció que el tiempo se había ido muy rápido.

Mi lema era: Fe, Paciencia, Esperanza  Buen Animo. Es lo que me mantuvo en pie. Traté de que mi mente estuviera positiva siempre. Llegaba de buen humor a mis sesiones de quimioterapia y hasta relajaba con las enfermeras. Siempre llegaba sonriente aunque no estuviera en el mejor de los dias!!. Cuando no me sentía bien siempre me decía “esto también pasará”, y lo repetía.

Alguien me dijo “tranquila, un día, cuando todo termine, lo recordarás como si hubiera sido un sueño. Hoy, a un año de haber terminado mis 12 sesiones de quimio, así es que lo recuerdo, como un sueño.  Aún cuando me veo la cicatriz y mi seno de menos se me bajan los ánimos pero entonces me digo “estoy viva” y es lo importante. Si alguien me quiere, querrá mi cicatriz y mi seno de menos también” y claro, está la esperanza de una reconstrucción, pero mientras ese momento llega, yo sigo mi vida, disfrutándola, mi hija, mi arte y todo lo que soy y me rodea. Creo fielmente que Dios tiene algo bueno para mi, sólo debo ser paciente. Si le gané al Cáncer, soy capaz de mucho más!!

 ¿Cuándo te  enteraste de la enfermedad, que fue lo primero que te llego a la mente?

Dos cosas y seré muy sincera: primero el factor dinero. En ese momento no estaba trabajando estable por lo que mis ingresos eran mínimos, lo necesario para mantenerme. El Cáncer es una enfermedad cuyo tratamiento es muy costoso y no te niego que el signo de peso pasó inmediatamente por mi cabeza. En segundo lugar y no menos importante, mi hija Isabella que en ese momento tenía 1 año y 4 meses. Lloré cuando pensé en ella. No quería que esto le afectara.

 ¿A qué le temías durante el proceso?

A las agujas!!! jajaja.

La verdad no tenía miedo. Mas bien preocupación de que el Cáncer regresara. Sucede que para mi tranquilidad fui bien a tiempo y mi diagnóstico fue bueno pues pude tratar con tiempo mi mal. Ese hecho me tenía en paz, sobretodo cuando me dijeron que la mastectomía había sido un éxito y que no había ganglios axilares positivos. Siempre, de hecho en la actualidad, mi temor es tener que volver a pasar por eso de nuevo. A estar de nuevo enferma con Cáncer pues es una enfermedad caprichosa.

¿La palabra Dios que significa para ti?

Fortaleza, Confianza, Providencia y Esperanza

francis (1)
El bellísimo trabajo fotográfico que ven aquí nos fué enviado por Francis pero pertenece a Susanne Caamaño Fotografías, si das click en las fotos puedes visitar su página.

¿Cuál fue tu esperanza?

 La confianza que tenía en Dios, mi hija Isabella. El apoyo incondicional de mi familia, mis amigos y todos los que día a día me daban seguimiento y oraban por mi.

¿En qué aspecto saliste fortalecida?

Ser fuerte en todo momento, no desmayar en el camino y mantener la fe ante todo.

¿Algún consejo para las mujeres que pasan por ese proceso? 

Para las mujeres en general; que aunque suene a cliché, se hagan su auto-examen y sus estudios correspondientes. Que no teman a ir donde el médico si sienten algo raro, no sólo en sus senos sino también en cualquier parte de su cuerpo.  Un diagnóstico a tiempo puede salvar su vida!!.

A las que están pasando por el proceso de quimios, pastillas, inyecciones, tratamientos y todo lo demás, que se agarren de cualquier factor que ellas amen. Un hijo, la vida, la iglesia, su familia, un amigo/a.  Algo que las ayude a mantenerse firme. Encontrar un motivo para vivir; siempre hay uno. Y saber que no estamos solos, Dios siempre está  con nosotros.

Pesar siempre positivo. Creer que pueden vencer;  decirle a la enfermedad que ellas pueden mas que todo el mal que haya en su cuerpo. En fin, aferrarse a la vida. Y cuidar su mente de malos pensamientos. Mente sana, cuerpo sano. Es lo que hice. Mantenerme siempre positiva por encima de mi seno de menos, de mi calvicie, de mis 12 quimioterapias, de todos los hemogramas y puyones semanales y de los malestares y debilidades del cuerpo. Creer que van a superar la enfermedad y ganarle la batalla.  Siempre me decía “esto también pasará”.

Como dicen las fotos el bellísimo trabajo fotográfico de Francis fue capturado por el lente experto de Susanne Caamaño Fotografías, pueden ver más de Susanne en su página de Facebook o en su Página Web. 

Si te gustó, compártelo!

2 Replies to “Francis Marizán – Una Guerrera como Tu”

  1. Oh guaooooo q bueno que todo salio perfectamente. Esta historia me hizo llorar pero gracias a Dios ella ya esta bien y feliz con su hija y su familia y aferrada 100% a papa Dios.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *