cookies

Estas fueron las primeras galletas que aprendiera a hornear.  Son el tipo de galleta melcochosa que te llena la casa de un olor rico y que te endulza el alma cuando la tristeza o la melancolía te acechan.  Son también unas galletas que no necesitan cortarse sino que se depositan por cucharadas en la bandeja de hornear, esto las hace un postre fácil de hacer con tus hijos.  Yo las hago con pasas, pero saben ricas con cualquier fruto seco, cranberries, pedacitos de piña seca o de naranja.

La verdad no recuerdo como llego esta receta a mis manos…si alguien conoce al autor yo estaré más que feliz de darle el debido crédito.

Ingredientes

1 taza de azúcar

1 taza de mantequilla (2 barritas).

1 1/2 tazas de harina

2 tazas de avena

1 1/2 tazas de pasas (o cualquier fruto seco).

1 cucharadita de canela molida

1 cucharada de polvo de hornear

1/2 cucharadita de sal

1 cucharada de vinagre

2 huevos

Preparación

1.  Cremar la mantequilla con el azúcar, agregar los huevos y por último el vinagre.

2.  Mezclar los ingredientes secos entre si (menos las pasas).

3.  Agregar poco a poco y con movimientos envolventes los ingredientes secos a la primera mezcla.

4.  Agregar las pasas.

5. Caliente el horno a 350 grados  Farenheit.

6. Con ayuda de una cuchara haga gotas de la masa en la bandeja y hornee por espacio de 10-15 minutos (mantenerse mirando y cuando las orillas estén doradas retirar).

7.  Dejar enfriar y retirar de la bandeja

Acompañe de un rico vaso de leche fría con un toque de canela…yo adoro comerlas tibias aún.

Karolyn Castro ©

Como quedaron las mias!
Como quedaron las mias!

Si te gustó, compártelo!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *