Te ha pasado que “conoces” a alguien en las redes sociales y es como si todo lo que esa persona escribiera fueran tus más profundos sentimientos?, bueno eso me pasó a mi con Male…y es que a Stephany la conocemos como Male Capetillo quienes nos consideramos sus “amigos” en las redes.

Cómo conocí a Male? bueno es una historia no muy larga, una amiga me envió uno de los escritos de Stephany y me dijo “para publicarlo en tu blog”, claro yo, como escritora, soy súper celosa de los derechos de autor y me embarqué en una frenética búsqueda sobre la autora de “Yo no te quiero a dieta” y di de frente con Male Capetillo.  De ahí en adelante, ella no lo sabe, pero todos los días era el primer perfil que revisaba y fue como una obsesión porque vi a Stephany, en México y yo a millas de distancias unidas por un alma tan similar que me daba miedo! (juro que si nos hubiésemos parecido yo estuviera segura que era mi gemela y que nos habían separado al nacer, solo que a ella le dieron el coraje en la pluma que a mi no).

Male Capetillo

Un día luego  de darle vueltas en la cabeza por meses dije, bueno si Male va a pensar que soy una de esas fans locas que lo haga! y decido escribirle para pedirle una entrevista.  Ella es un torbellino con la pluma, las palabras se le dan como a mi se me da comer, llena de sinceridad, de sentimiento y de coherencia.  Ella es lo que escribe, una conjugación perfecta de factores que la hacen una de las mujeres de la pluma que más admiro.

Hoy es con tremendo orgullo y placer que les dejo un vistazo un poquito más personal a nuestra Male (y si quieres saber porque le llamamos así visita su página de Facebook , sus escritos vienen acompañados de imágenes así que debes escudriñar su muro para nutrirte de lo que para mi es una pluma privilegiada).  Aquí les dejo con esta chulada (palabra que he adoptado de ella) de entrevista!

Nombre:  Stephany Capetillo Cabrera

Ocupación: Abogada y docente universitario

¿Cuál ha sido la batalla más dura que has tenido que librar hasta ahora?

La batalla  más  dura  que  he tenido es conmigo misma, soy mi juez más  duro y mi principal saboteador, como menciona el texto, siempre que tengo un nuevo proyecto antes de dar el salto, permito que entre la  duda en mí , tengo batallas  como toda mujer  actual, una batalla en controlar mi peso y administrar mi tiempo entre mi realización  profesional  y personal , con mis responsabilidades, lucho con los prejuicios que existen en México, con la injusticia, con la desesperación.

En qué aspecto saliste fortalecida?

Cuando logro convencerme a mi misma de que puedo y recupero la fe en mi persona, entonces todo es posible, incluso la posibilidad de fracasar  ya no resulta aterradora, porque entiendo que voy a fallar el 100% de las cosas que NO me atreva a intentar, entonces si hago algo más que dejarlo en mi cabeza, es muy posible   generar  cierto porcentaje de éxito.

Una frase o un comentario que quieras dejarle a las demás Guerreras?

Cree en  ti, como nadie ha creído nunca en algo, haz de ti la mejor  bandera, el principal estandarte de tu lucha cotidiana, cuida la guardia, levanta la cabeza, venera y protege tu cuerpo, que  es la armadura de tu alma.  Eres una  guerrera por ello  tienes no  solo la obligación de estar preparada sino de elegir  tus batallas con cautela.

Nunca te desgaste en pelear con lo que no están en el nivel preciso para considerarlos tus  enemigos, ni pierdas en tiempo en contiendas inganables.

Avanza…Ese es el secreto de la  batalla, ganar  terreno y conservarse entero.

Quiero dejarles con este texto, autoría de Stephanie (Male) Capetillo Cabrera, responsable de que el destino se hiciera artífice de que tuviera el grandísimo honor de conocer a esta tremenda mujer.

Yo no te quiero a dieta

Te quiero tranquila, deseo que dejes de cargar el mundo sobre tus hombros y que dejes de premiarte como un perro, con comida.

Deseo que dejes de poner a todo mundo encima tuyo, así sean tus padres, tus hijos, tus amigos o tus jefes.

Que dejes de comerte lo que sobra para que no vaya a la basura, poniendo a tu cuerpo como un contenedor de desperdicios.

Deseo que cuando tengas prisa y te ofrezcan agrandar tu combo por 10 pesos, le digas NO.

Necesito que entiendas que no podrás cambiar el mundo, ayudar a todos los que te necesitan y estar para los que te aman sino empiezas a cuidarte.

Necesito que te Ames como amas a todos los demás, que te vuelvas tu principal prioridad y que no te trates como opción.

Que dejes de posponer el salón de belleza, de ofrecerte a tomar la foto para no salir en ella y huir de ese instrumento de tortura llamado balanza. Necesito que dejes de pensar en “comer por compromiso” o “porque te lo regalaron”. 

Yo te quiero tanto que podría sentarme a oirte en un parque, en una banca, ni el café me haría falta.

Yo no te quiero a dieta, ni delgada, ni loca de fitness. Te quiero sana, te quiero guapa, te quiero así divina pero con las ganas de hacer las pases contigo, con esa mujer que ya se dejó el cabello desatendido y no recuerda cuando fue la última vez que estrenó algo.

Porque pararte frente al espejo a ponerte linda, no te hace menos mamá, menos tía, abuela, mujer, esposa o profesional.

Porque mientes al decir que nadie te mira, te miras tú!

Tú tu primer, verdadero y leal amor,

Tú tu juez más duro,

Tú tu gran saboteador,

Tú quien no se perdona, tú la persona más importante en tu vida.

Yo quiero que te dediques un momento a hacer algo para ti, una lectura, un proyecto a dejar de llenar con comida el silencio.

A sacar el dulce y confrontar lo amargo y vas a ver te lo prometo que la palabra perdón cuando viene de una misma para consigo. Te saca 2 kilos al menos.

Stephanie (Male) Capetillo Cabrera ©

Si te gustó, compártelo!

2 Replies to “Stephany (Male) Capetillo Cabrera – Una Guerrera como tu”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *