fbpx

Crecer en el aspecto espiritual de tu vida, es casi siempre un proceso de desprendimiento, arduo en ocasiones.  No todo el mundo comprende o crece contigo y, decirles adiós, cuando se han ganado un pedazo de tu corazón, duele, y mucho.

Digo que en mi constante evolución espiritual, he perdido a tanta gente, que el dolor del adiós dura menos, no desaparece pero lo comprendo.  Y es que aunque no quieras, para avanzar deben soltarse amarras, decir adiós, liberar espacios y en ocasiones sacar totalmente gente de tu vida.

Por años me pregunté a mi misma porque pasaba esto, que no podía seguir con las mismas personas, y la respuesta, por lo menos hasta ahora, ha sido no.  Creo, que ocurre porque las personas no comprenden ni conectan ya con tu esencia, con tus pensamientos porque no han avanzado contigo a ese nivel espiritual donde te encuentras tu.

Soy de las que se empecina sabes, un amigo una vez me llamó "aspirante a salvadora de almas", y en secreto creo que tenía razón.  Pero, con propiedad te digo, nadie crece por ti, nadie avanza por ti, nadie ve el mundo de forma diferente por ti.  Tu siembras una semilla pero al final es responsabilidad de esa persona, regarla, abonarla y cuidarla.

Si hoy sientes que has crecido más que tu entorno, mi recomendación es busca una nueva concha, como hacen los cangrejos ermitaños.  Cámbiate de casa, rodéate de gente que pueda enseñarte, y deja ir a aquellos que no comprenden el lugar donde estás.  Si la persona tiene un deseo genuino de crecer a tu lado, mostrará el interés de compartir tu vuelo, entonces acógelo, ayúdalo y crezcan juntos.  Si no es así, dile adiós amigo...hasta que nos volvamos a ver.

Un abrazo este Sábado lluvioso...


Karolyn Castro  Fundadora y Directora Ejecutiva Team Guerreras © .  Escritora creativa Dominicana, Coordinadora de eventos y Mercadeo, en República Dominicana, de la Dominican Writers de NY.  Creadora de la campaña educativa Mucho Más Que Curvas ©.Especialista en pronósticos estadísticos e inteligencia de negocios, emprendedora, CEO de Mamita en Casa RD.  Mami de Francesca e Isabella, compañera de vida de Miguel.  Enamorada de vivir, apasionada por los viajes y la buena comida, guerrera y definitivamente, mucho más que curvas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *