En el día de ayer Dilma Rousseff fue destituída por el Senado de Brasil en lo que yo considero un paso hacia atrás para la democracia en Latinoamerica.  Aunque la decisión fue tomada dentro del marco constitucional del país y otras naciones han decidido apoyar la decisión yo me pregunto…habrá influido su calidad de mujer?, estaremos viendo algo que trasciende la falta técnica y trasciende a una situación de género?.

Dilma Rousseff
Foto propiedad de La República.Pe ©

Para quienes no conocen a Dilma Rousseff, es una mujer que antes de convertirse en la primera mujer en asumir la presidencia de Brasil, lucho abiertamente contra la dictadura, siendo encarcelada y torturada por defender la democracia de su país.  Cuando escuché la historia de Dilma, como la de muchas tantes Guerreras que hay en el mundo, sentí por ella un profundo sentido de admiración por, con su historia, romper el patrón de pasividad pre-establecido y asociado con las mujeres a lo largo de la historia del mundo.

Fuera de la situación política y de mi pensar personal frente a la situación, estas líneas sirven el propósito de enfocarme en la manera como Dilma asumió su destitución.  En la noche de ayer mi admiración por esta mujer tomó un giro inesperado.  Acababa de ser destituída de su cargo como presidenta de la nación brasileña, tomo el estrado y esbozó una pequeña sonrisa.  Qué estaría realmente pensando, me pregunto yo?.  Con aplomo, con unas manos que no temblaban para nada y con una voz segura y carente de emoción dijo “No diré adiós, estoy segura de que esto será un hasta luego”.  

En lo personal me ha tocado vivir momentos difíciles en mi vida.  Nuestra naturaleza nutridora y sensible nos hace rompernos, nadie nos enseña guardarnos las lágrimas porque somos “niñas”.  Sin embargo, en el plano emocional es una características de las mujeres que cargan consigo muchas cicatrices aprender a domar su naturaleza emotiva.  La vida te reviste de algo que se conoce como inteligencia emocional y ello te permite no ver el corto plazo sino el largo plazo.

Para mi, Dilma, no es ahora solo una muestra de nuestra naturaleza Guerrera sino también de la inteligencia, el poder y el temple que esconden las curvas de una mujer.  Muchos han dicho que para ella la presidencia se había vuelto una carga, su despedida, su chaqueta roja y sus ojos me dicen que Brasil nunca fue mucho para Dilma, todo lo contrario, ella fue demasiado para Brasil.

Les dejo un video de CNN en Español con una breve reseña de la vida de esta gran mujer y lo que fuera el juicio en su contra.  

Karolyn Castro ©

Fuentes

http://www.agenciabrasilia.df.gov.br/?s=dilma+rousseff

http://cnnespanol.cnn.com/?s=dilma+rousseff

http://larepublica.pe/impresa/mundo/798948-el-adios-de-dilma-rousseff

2 Replies to ““No es un adíos” – Dilma Rousseff”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *