quiche

Amo la cocina!!!!! nacional, internacional o de fuera de este mundo.  Recuerdo a un compañero de trabajo que le daba mucha risa escucharme decir que cocinar me relaja.  Mi naturaleza es la de una persona nutridora, me gusta alimentar a las personas, alimentarles el alma y alimentarles la barriga.  También cocinar es una manera de experimentar con mi creatividad sin que un fallo se convierta en un desastre de proporciones catastróficas.

Pues bien, la cultura francesa tradicional pone un gran hincapié y le da mucha importancia al disfrute de la comida (por fin una cultura que me comprende).  El quiche es un plato que se considera tradicional de la comida francesa aunque algunos escritos dicen que su origen es realmente alemán.  Era invierno y me enfrentaba a la ardua tarea de agradar gente que adoro, estaba frío y me encontraba en la ciudad de Nueva York, así que necesitaba encontrar un plato de esos que van directo al corazón y que se considerara “comfort food” o comida de añoñe como le llamo yo.

Decidí hacer unos Quiches porque nada puede salir mal cuando comes uno!.  Aquí les comparto la receta que le robó el corazón a quien disfrutó de ella!.  La servimos con una ensalada verde y un par de copas de vino de rojo.

Ingredientes para la masa

1 1/2 tazas de harina

1/4 cucharadita de sal

9 cucharadas de mantequilla sin sal

1 yema de huevo

1 cucharada de agua bien fría

(si usted no quiere complicarse le recomiendo comprar una masa de pie de esas que venden congeladas en el supermercado, yo uso la marca Pillsbury y me va de maravilla en esas noches que llego cansada del trabajo o cuando no dispongo de mucho tiempo).

Preparación de la masa

1.  Usando un procesador de alimentos, mezcle harina y sal hasta que esté bien unida.

2.  Corte la mantequilla en pedacitos pequeños y añada al procesador hasta que la consistencia sea como grumosa.

3.  En una taza pequeña combine la yema de huevo y el agua fria y bata, agregue al procesador y mezcle bien.

4.  Extienda la masa sobre un papel encerado ligeramente enharinado formando un circulo ligeramente mayor a unas 9 pulgadas.

5.  Engrase el molde de tarta y presione el disco de masa hasta cubrir el fondo y las orillas.  Ayúdese de sus dedos para cubrir los lados y darle la forma a la orilla.

6.  Guarde en el refrigerador por una hora o más antes de cocinar.

7.  Cocine en el horno a 400 grados Farenheit por unos 15 minutos (yo le hago pinchitos en el fondo pero otra técnica es cocinarlo lleno de habichuelas o arroz o algo que le haga peso en el centro).  Saque del horno y reserve.

Ingredientes para el relleno del quiche

8-10 tiras de tocineta cocinadas hasta que estén crujientes y cortadas en pedacitos.

1/2 taza de puerro picadito.

5-6 huevos batidos con sal al gusto (yo no le pongo mucha).

2 cucharadas de leche

1 taza de queso mozarella rallado

1/2 taza de maiz

Preparación

1.  Tome la masa (previamente cocinada, si la compró pre-hecha solo haga el paso de cocinarla siguiendo las instrucciones del empaque, no deje que dore mucho porque deberá volver al horno con el relleno para terminar de cocinarse) coloque todos los ingredientes menos el huevo, dentro de la tarta debidamente esparcidos de manera que cubran todo el molde.

2. Bata los huevos con la leche y la sal.

3.  Vierta dentro de la tarta de masa y ayúdese de un tenedor para que se cuele bien entre los ingredientes secos.

4.  Lleve al horno y cocine a unos 325 grados Farenheit hasta que el huevo se haya cocinado por completo (cuando entre un cuchillo en el centro y salga limpio ya estará listo).

Sirva caliente, acompañado de una buena ensalada…jamás volverán a verla a usted de la misma manera.

Karolyn Castro ©

 

Si te gustó, compártelo!

2 Replies to “Quiche – Oh La La! C’est La Vie!”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *