Twilight causó furor en sus días y yo me resistí a leer la saga por muchísimo tiempo.  De hecho, cuando por fin tomé el primer libro estaba a punto de salir la primera parte de Breaking Dawn.  Recuerdo que  inicié su lectura un Viernes, más por frustración que por otra cosa.  Leer siempre ha sido una forma de escape para mi, es la manera como me voy a un mundo imaginario donde solo somos la historia que leo y yo, y aquel día solo tenía a esa trilogía en mis manos.

Aunque las películas habían salido yo no las había visto, a quienes nos gusta leer siempre preferimos el libro primero, porque las películas tienden a dejar ir mucho en su afán de meter toda la imaginación del escritor en un par de horas de la pantalla grande, de ahí a que se quedan siempre cortos.

twilight

Debo admitir que la narrativa me cautivó desde la primera página y sentí una conexión especial con Stephanie Meyers.  De ese momento en adelante, esta trilogía es mi favorita cuando quiero escapar a un mundo donde el amor puede vencerlo y conquistarlo todo, inclusive el frío corazón de seres místicos.  Por eso hoy quiero dejarles las tres razones por las que Twilight es una trilogía que aún me encanta.

1.  El romance:  Y no me da pena admitirlo!.  Soy una romántica empedernida y mis amigos se han resignado a la idea de que para mi los besos, la luna y las declaraciones de amor eterno son como una especie de droga que me mantiene atada a la vida.  No importa lo “sappy” que suene…si el libro contiene amor que vence, conquista y transforma para mi es una fuente inagotable de horas de escape de esta dura realidad que vivimos.  Twilight me da y eso y más…porque no solo vence y conquista sino que logra transformar un mundo que por siglos se mantuvo operando lleno de odio.  Honestamente quien no sueña con vivir su propio Twilight y tener su propio Edward Cullen? (definitivamente sabe besar…y no existe nada que me robe más el aliento que un buen beso).

2.  La narrativa descriptiva:  Debo admitir que no existe nada que alimente la imaginación de un lector como una correcta narrativa descriptiva.  Stephanie Meyers no se queda corta en este sentido y nos transporta sin que se le escape detalle alguno a cada lugar del libro.  Es increíble como al leerle puedes casi que pensar los aromas, sentir las personas, evocar los recuerdos….en fin, transportarte a aquellos lugares sin que te falte nada para llenar tu imaginación.  Para mi, los detalles, son una de las fortalezas de esta serie.

3.  La aventura:  No existe un minuto donde no esté pasando algo, esto hace de la trilogía una que no de cabida al aburrimiento.  Para mi esto es determinante en un saga porque muchas veces el primer libro es excelente y en los demas la historia parece volverse interminable.  Para mi, esto no ocurre con esta trilogía y eso te deja queriendo saber que pasará  en las próximas páginas, de ahí que me leyera la trilogía completa en un fin de semana.

En fin, si aún no se animan a leerla les invito a que le den una oportunidad a Twilight…solo les advierto es del tipo de libro que o los amas o los aborreces.  No hay punto intermedio!.  Por lo demás, debo admitir que el personaje de Edward Cullen ocupa un lugar privilegiado en mi corazón, talvez porque como dijo un amigo una vez “te encanta pensar que puedes rescatar a todo el mundo”.

Karolyn Castro ©

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *