“Yo no sé si es la torre de Francia, de Alemania, de Guayubin, lo que queremos es alegrar al pueblo en Navidad”. Francisco Peña, alcalde Santo Domingo Oeste.

Primero que todo, requiere coraje admitir públicamente desconocimiento.  No es un crimen, no debemos saberlo todo.  Sin embargo, en una persona que ostenta un cargo público de importancia, desconocer algunas cosas, si es un problema.  Se convierte en un problema aún mayor, si la persona que lo hace va a gastar medio millón de pesos de los impuestos que yo, como ciudadana responsable,  pago al fisco.  No puedo negar, que leer ese comentario, me hizo vivir un arcoíris de emociones, primero sentí rabia, luego sentí impotencia y por último, sentí lástima.

No lo culpo, esas palabras son el resultado de un sistema gubernamental que falla en lo básico, la educación.  Más deprimente aún, el comentario es también consecuencia directa de un sistema donde comportamientos de este tipo no reciben la crítica constructiva necesaria por parte de las autoridades competentes.  La compra, el desenlace de un sistema que carece de filtros y de un elemento importante, sentido común.

Del mismo modo, esta situación pone en evidencia la carencia de prioridades de inversión dentro de nuestro presupuesto nacional.  Este despilfarro termina extrapolándose en presupuestos (como el más reciente) que debe ser aprobado junto a los “bonos” que lo sustentaran.    

Cómo si todo eso fuera poco, la compra económica de “solo medio millón de pesos”, reposa como un adefesio, justo frente a la plaza de la bandera;  opacando el monumento patriótico que busca rendir homenaje a uno de los más importantes símbolos patrios de la nación, nuestra bandera Dominicana.

Para concluir, espero que como pueblo podamos ver esta reciente experiencia, como una oportunidad de mejora para todos.  Ojalá nos motive a realizar una actividad que casi no cuesta, que nos puede ayudar tremendamente a evitar situaciones de este tipo y que nos va a enriquecer enormemente, leer.

Atentatmente,

Una Dominicana que hoy se va a la cama un tanto decepcionada.

Para los interesados les dejo el link a wikipedia para que puedan leer en detalle sobre la Torre Eiffel.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *